Blac Chyna pone a su madre y a los padres de sus hijos en su lugar

Blac Chyna

Chyna echó en cara que ni su madre ni los padres de sus hijos la han ayudado al cuidado y manutención de ellos.

Blac Chyna está furiosa con las personas más cercanas a ella como su madre, el padre de su hija Dream, Rob Kardashian, y el padre de su hijo King Cairo, Tyga.

La exstripper está muy disgustada con los informes negativos sobre ella y por ello se dirigió a su cuenta de Instagram para responder a los comentarios recientes de su madre, Tokyo Toni, en los que sugirió que sus hijos deberían estar bajo la custodia de sus respectivos padres, hasta que ella mejore.

En medio de la batalla de custodia entre ella y Rob, ella lo atacó a él y a su otro ex Tyga por no pagarle a sus hijos la manutención.

“Sabes que lo que es tan salvaje para mí es que nunca le pedí a Tyga que pagara la manutención de su hijo, nunca le pedí a Rob para la manutención de su hija, y luego simplemente fuimos a la corte, o lo que sea, y traté de aplastarlo, lo que hice”, dijo ella en una publicación de Instagram ahora eliminada.

“Pero nada de eso sale. Sólo es algo negativo con Chyna, Angela White”, continuó diciendo Chyna en el video del 11 de febrero que solo mostraba el techo de su habitación. “Fuimos a la mediación de la corte y nos juntamos y lo aplasté porque nunca quise que Rob me diera dinero, porque nunca se trató de eso, y punto. Tengo dos hijos con chicos que me jodieron. Lo que sea, y no me dan nada, ni manutención, y estoy harta de eso”, siguió. “Rob no me ayudó, Tyga no me ayudó, Toni no me ayudó (…) solo voy a dejar que todos sepan esto, todo esto es mierd*, yo me construí por mi cuenta”, continuó furiosa.

“Vete al caraj* Toni, Tyga, Rob”, dijo ella. “Tengo 30 años. Tengo dos hijos, King y Dream. Los cuido sola por mi cuenta (..) fui ridiculizada por todos. Di lo que sea… Soy dueña de una casa, soy dueña de un montón de autos y adivina qué? Soy multimillonario por mi cuenta”, afirmó. “Lo que hace que la gente esté tan enojada es que no pueden barrer esa mierd* debajo de mí. Esto no es una historia de sollozos. Esta es una historia ganadora”.