Cuidadores de la madre de Eduardo Yáñez se defienden

Foto: Redes sociales
Eduardo Yañez con su mamá

Cuidadores de la madre de Eduardo Yáñez se defienden
En entrevista, relataron los motivos por los que la señora María Eugenia Yáñez perdió un brazo.

Hace algunos días una publicación reveló que la madre del actor Eduardo Yáñez, pudo perder la vida por los malos cuidados que recibe por parte de las personas que se encargan de sus cuidados, que llevó a la señora a que le amputaran un brazo después de sufrir una caída.

Ante tales acusaciones Alejandro Guillen y Montserrat Casas, los cuidadores de la Sra. María Eugenia Yáñez se defendieron en una entrevista otorgada al programa ‘De primera mano’.

“Siempre se le trató como una familiar más. Eduardo vio cómo la tratábamos, y por eso nos la fue delegando cada día más. Nosotros nos quedábamos casi todo el tiempo con ella, es parte de nuestra familia (…) nosotros nunca usamos su imagen de ser mamá de Eduardo para subir en redes (imágenes), nunca usamos nada por el estilo”.

“No nos quedamos con la casa de la señora. Sí vivíamos con ella, porque ella no podía vivir solita, entonces por indicación médica nosotros llegamos a vivir a su casa, y así fue durante los últimos cuatro años, hasta que la señora sufrió la caída, y se le llevó al hospital y la señora ya no regresó a su casa, porque el día que ella salió del hospital fuimos a llevarla a un asilo por órdenes de Eduardo”.

Sobre los motivos por los que la señora perdió su brazo, los cuidadores dijeron: “En los hospitales no querían operarla, puesto que un familiar directo debía firmar la autorización. Nosotros no teníamos contacto con Eduardo (Yáñez), y no sabíamos como localizarlo, por eso su chofer se dio a la tarea de buscarlo para que firmara la carta. Como la fractura no fue operada a tiempo, a la señora tuvieron que amputarle su brazo”.

Acompañados por su abogado, los ex cuidadores de la madre del histrión confirmaron que están analizando la posibilidad de demandar al famoso por el dinero que les debe tras diez años de trabajo, pues no les otorgó una indemnización, ni aguinaldos, ni pago de ningún tipo en el momento que los despidieron.