Emma Stone ha adquirido una adicción en su más nueva película

Foto: Instagram
Emma Stone

La actriz en un inicio lo odiaba, pero acabó con hacerse adicta a su rutina de ejercicios.

Emma Stone confiesa que  su actual película le ha creado una adicción, algo que nunca se imaginó, pero que la hace sentir fenomenal.

La actriz encarnará a la legendaria tenista estadounidense Billie Jean King, por lo que tuvo que someterse a un duro entrenamiento, ya que la atleta era fuerte y corpulenta: “durante las primeras tres semanas terminé odiando mi vida, como todos quienes detestan hacer ejercicio, yo lo odiaba la verdad, pero luego te das cuenta de tu avance, de lo que has mejorado, de todo lo que puedes hacer y ya no lo quieres dejar. He tenido que hacer pesas, tomar batidos de proteínas todo el día, jamás había tenido que hacer eso en mi vida y tengo que admitir que me ha encantado”.

La película se centra en el inolvidable partido entre Billie Jean King y el tenista Bobby Riggs en 1973, en el que se reivindicó la igualdad entre hombres y mujeres en el deporte.

A Riggs lo encarnará el actor  Steve Carell, quien en la comedia ‘Crazy Stupid Love’ interpretara al padre de Stone.