Jennifer Garner y Ben Affleck mejoró después de su divorcio

Garner / Affleck

Los dos se tratan como dos hermanos y están constantemente en contacto.

Desde su separación, Jennifer Garner y Ben Affleck acordaron mantener una relación cordial y saludable por el bien de sus tres hijos.

Y una de las reglas de la expareja es que, a pesar de la distancia o compromisos, ambos tienen que comunicarse todos los días con los niños.

Una fuente de la revista OK! asegura que la relación entre los dos sólo mejoró después del divorcio:

“Ellos se tratan como dos hermanos, están constantemente en contacto y cuando no están fuera a trabajo, al menos una de las comidas se hace con los niños, como una familia normal”, justifica el informante.

De acuerdo con el tabloide, todos los domingos van juntos a la iglesia, y cada 15 días, ellos deben salir juntos en un paseo familiar.

“Los niños se sienten seguros y de esa manera sienten que nada ha cambiado, eso era importante para los dos”, refleja la fuente.