Meghan Markle se enfrentó y perdió con la reina Elizabeth II

Harry y Meghan

El día de su boda, Meghan tuvo que cumplir una orden de la reina contra su voluntad.

Es bien sabido que la reina Elizabeth II está encantada con Meghan Markle, pero se supo que antes de la boda con Harry, ellas tuvieron un desacuerdo, y el príncipe apoyó a su esposa enfrentándose a su abuela.

Todo surgió porque Meghan quería usar el día de su boda una tiara diferente a la que le había sido designada, y Harry quería darle gusto en todo a su prometida, por lo que no dudó en enfrentarse incluso a su abuela para conceder el deseo a su futura esposa en ese día tan especial.

La reina desde un principio aceptó muy bien a Meghan, pero en este caso no la doblegó su nieto e hizo valer su autoridad, y la novia usó la tiara que ya se le tenía destinada. Ese incidente quedó plasmado en el libro de Robert Jobson: ‘Charles at Seventy: Thoughts, Hopes and Dreams”.