Poco a poco se desvanecen las esperanzas de Pablo Lyle de no ser condenado a prisión

Pablo Lyle

El actor no logró convencer al juez de que actuó en defensa propia.

Pablo Lyle rompió en llanto durante la audiencia que se llevó a cabo la semana pasada, y donde el juez le negó continuar con su proceso en libertad.

El actor no pudo contener las lágrimas cuando relató los momentos que vivió durante el percance con Juan Hernández, el hombre que los agredió verbalmente a él y a su familia en un incidente de tráfico, y a quien Lyle golpeó, quedando inconsciente y muriendo días después en el hospital.

Aunque el actor y su defensa trataron de convencer al juez que actuó en defensa propia por sentir que su familia estaba en riesgo, este recurso fue desestimado, y Pablo continuará bajo arresto domiciliario con un grillete en el tobillo mientras se llega la fecha en la que su situación será determinada por un jurado, mismo en el que sus miembros determinarán si es culpable de homicidio y a su vez dictarán la sentencia correspondiente.