Príncipe Harry se refugió en Botswana tras la muerte de su madre

Principe Harry

El príncipe viajó al país africano tras la muerte de la princesa Diana para alejarse de todo.

Dejando a su esposa Meghan Markle y a su hijo de cuatro meses, Archie Mountbatten-Windsor, en Sudáfrica, el Príncipe Harry inició hoy el segundo tramo de la gira oficial en Botswana, donde compartió algunos detalles de por qué es tan querido el país.

“Hace quince años que vengo aquí, es una sensación de escapismo, un verdadero sentido de propósito”, dijo a los periodistas de Sky News.

“Tengo algunos de mis amigos más cercanos aquí y vine aquí en 1997 y 1998 inmediatamente después de la muerte de mi madre, así que fue un buen lugar para alejarme de todo. Pero ahora me siento profundamente conectado con este lugar y con África”.

El duque de Sussex comenzó su día en Botswana ayudando a un grupo de lugareños a plantar un árbol de 10 metros de altura como parte de un esfuerzo por crear un nuevo hábitat forestal a orillas del río Chobe.

Harry también ayudó a un grupo de escolares a plantar árboles jóvenes de caoba como parte de un proyecto para convertir tierras que alguna vez fueron de propiedad privada pero que ahora se han comprometido a la comunidad local en una reserva natural y cultural.

El proyecto está siendo encabezado por Elephant Without Borders, un grupo de conservación fundado por el amigo cercano de Harry, el Dr. Mike Chase, junto con otra organización local.

Es solo el cuarto día de la gira de 10 días de la familia real por el área, y Harry, Meghan y el pequeño Archie, han causado un gran revuelo en Sudáfrica, y ahora Harry en Botswana.