Príncipe Harry y Meghan Markle son eliminados del sitio web de Kate y William

Harry, Meghan, Kate, William

Ya quedan muy pocas imágenes de los duques de Sussex en la Fundación Real del Duque y la Duquesa de Cambridge.

El duque y la duquesa de Sussex han sido eliminados en su mayoría del sitio web de la Fundación Real del Duque y la Duquesa de Cambridge.

Harry y Meghan se separaron de la organización benéfica conjunta en junio, para establecer su propia organización real de Sussex.

El sitio actualizado ahora presenta imágenes del Príncipe William y Kate de Gran Bretaña en su página de inicio y el nuevo nombre de la Fundación Real del Duque y la Duquesa de Cambridge, en lugar de su título anterior, incluidos los cuatro miembros de la realeza.

La organización de beneficencia cambió oficialmente su nombre de la ‘Fundación Real de El Duque y Duquesa de Cambridge y El Duque y Duquesa de Sussex’ en agosto.

La decisión de los Sussex de abandonar la organización benéfica siguió a informes de conflictos, primero entre Kate y Meghan, luego entre el futuro rey William y su hermano menor.

Las fuentes en ese momento negaron que hubiera una disputa, diciendo que se trataba “en gran medida de preparar a ambas parejas para sus futuros roles, que obviamente están en vías divergentes”.

La empresa conjunta de William, Kate, Harry y Meghan estaba destinada a aprovechar el poder del cuarteto real de alto perfil.

Fueron nombrados los Fab Four después de subir juntos al escenario en el primer, y hasta ahora el único foro de la Fundación Real en Londres en febrero de 2018.

En ese momento, Harry dijo que “trabajar en familia tiene sus desafíos”, pero insistió en que “estamos unidos por el resto de nuestras vidas”.

Cuando se anunció la separación, se dijo que ambas parejas continuarían trabajando juntas en el futuro, incluso en la campaña de salud mental Heads Together.

Los cuatro miembros de la realeza hicieron un anuncio el lunes, lanzando la campaña Every Mind Matters, una iniciativa de Public Health England y el NHS para capacitar a las personas para controlar los primeros síntomas de mala salud mental.