Rosario Dawson está demandada por un ex emplado transgénero

Rosario Dawson

El homre afirma que fue discriminado y agredido por la familia de la actriz y por ella misma.

Rosario Dawson está siendo demandado por un ex empleado, un hombre transgénero que alega que la actriz y su familia lo agredieron y le faltaron el respeto.

Dedrek Finley, quien anteriormente se hacía llamar Deidre, antes de salir como transgénero, dice que se mudó a Los Ángeles desde Nueva York en 2017 a pedido de la madre de Rosario, Isabel. Dedrek dice que conoció a la familia Dawson durante décadas en la costa este, pero que solo se asumió transgénero después de mudarse al oeste, informa tmz.com

En su demanda, Dedrek afirma que su cambio de género no le sentó bien a la familia. Él afirma que Isabel, su esposo Gregory y su hermano Gustavo se referían a él por su antiguo nombre y usaban pronombres femeninos. Dedrek afirma que se quejó repetidamente con Rosario sobre esto, pero ella nunca hizo nada al respecto. Él afirma que la actriz también participó en abuso transfóbico porque cuando Dedrek se quejó, Rosario supuestamente dijo: “Eres una mujer adulta”. Él dice que la corrigió, pero ella respondió: “Lo que sea”.

Según TMZ, Dedrek dice que había estado viviendo en una casa separada en la propiedad de North Hollywood en Rosario. Afirma que no tuvo que pagar el alquiler, pero aceptó hacer renovaciones.

Según la demanda, en abril de 2018 sus horas de trabajo se redujeron drásticamente, y luego se le informó que necesitaba mudarse.

Dedrek afirma que Isabel llamó a su puerta el 28 de abril, y cuando se negó a discutir el tema con ella se puso violenta. Él alega que ella amenazó con matar a su gato, y luego lo sacó afuera para luego comenzar a golpearlo y gritó: “No eres tan hombre ahora”.

Él dice que Rosario gritó: “Mamá, deja de ser mezquina”. Él dice que pensó que ella vendría en su defensa, pero en cambio afirma que Rosario ayudó a atraparlo para que su madre pudiera continuar la paliza.

Dedrek dice que fue forzado a salir de su casa alrededor de septiembre de 2018, porque cerraron el gas e hicieron deplorables sus condiciones de vida.

Ahora está demandando a Rosario, su madre, padrastro y tío por asalto, agresión, allanamiento, discriminación, derechos civiles y violaciones laborales, señala la publicación.