Sophie Turner antepone su salud mental a aceptar nuevos trabajos

Sophie Turner

La actriz dice que si tiene que bajar mucho de peso para un papel, lo rechaza.

La actriz Sophie Turner, que luchó contra el subrepeso a una edad temprana, aprendió que tiene que poner su salud mental en primer lugar, más allá de cualquier cosa “de lo contrario, estoy jodida y luego podría terminar en rehabilitación”.

La actriz de 23 años saltó a la fama después de interpretar a Sansa Stark en el programa “Game Of Thrones”.

La recién casada habló sobre su salud mental y cómo logró superarlo. “El metabolismo de todo el mundo se ralentiza a los 17, 18, está documentado. -Me importaba mucho de la apariencia de mi cuerpo desde una edad temprana. Y simplemente eso se apoderó de mi mente, era todo en lo que pensaba. En contar calorías, todo el día”, dijo.

Ella confesó que comenzó a recibir asistencia médica después de no haber tenido su período menstrual durante un año, informa metro.co.uk. “He aprendido que tengo que rechazar empleos si necesito bajar de peso, porque no es bueno para mi salud mental”, admitió.

“Se siente mucha presión para decir que sí, pero he aprendido que debo poner mi salud mental en primer lugar, más allá de cualquier cosa, de lo contrario, estoy jodida, y luego podría terminar en rehabilitación”.

La estrella reveló que su esposo Joe Jonas la salvó durante el tiempo en que ella se encontraba mentalmente enferma, pues él la ayudó a amarse a sí misma.