Supuesto ataque a Kris Jenner por guardias de Kim Kardashian fue una broma

Kim Kardashian, Kris Jenner

Todo el montaje fue organizado por la propia Kris Jenner, para quejarse de la molesta seguridad en la casa de su hija.

La noticia de que Kris Jenner había sido retenida por el equipo de guardaespaldas que vigila día y noche la casa de su hija Kim Kardashian, surgio luego de que se difundiera un breve adelanto promocional de su reality show, en el que se muestra a Kim sufrir el susto de su vida al recibir una llamada alertando de lo ocurrido e informándole de que su madre había sufrido algún tipo de conmoción.

Ese desafortunado acontecimiento dejaba al descubierto las medidas que Kim y su famoso marido Kanye West habían puesto en marcha en torno a su mansión de Hidden Hills después de que ella fuera víctima de un robo a mano armada en 2017 mientras se alojaba en un apartamento de París.

Pero el matrimonio no tenía motivos para preocuparse por la profesionalidad de su equipo de seguridad, ya que todo se trató de una broma pesada de Kris.

La matriarca del mediático clan estaba harta de los controles por los que tenía que pasar cada vez que quería visitar a su hija o sus nietos, así que decidió darle una lección a la celebridad grabando en vídeo un falso ataque en el que era reducida por la fuerza mientras intentaba supuestamente acceder a la vivienda a través del jardín trasero.

“Nos gustaría tener un poco más de libertad para ir y venir”, se quejó Kris a Kim cuando por fin le dijo que en realidad no había sido atacada ni había necesitado ser trasladada al hospital, al mismo tiempo que aseguraba que le parecía algo extremo que Kanye y ella hubieran contratado a un cuerpo de elite, los Navy SEAL, para vigilar su hogar.

Kim se tomó lo ocurrido con sentido del humor pese a lo mal que lo había pasado en un primer momento al pensar que su madre estaba herida, y le aseguró que había recibido su mensaje “alto y claro”.