Vestido de Jennifer Lawrence tuvo su propia habitación de hotel

Jennifer Lawrence y su marido Cooke Maroney

El vestido llegó desde París a Nueva York el vestido, que fue alojado en una habitación del hotel Viking.

Mucha expectación ha levantado a la opinión pública, conocer el vestido de novia que lució Jennifer Lawrence en su boda el pasado sábado 19 de octubre, mismo que se guardó en la habitación de un hotel, reservada únicamente para el vestido.

La estrella de Hollywood no quiso errores, y encargó el diseño a la casa Dior, de la que ella es imagen. Personal de la prestigiada firma trasladó desde París a Nueva York el vestido, que fue alojado en una habitación del hotel Viking. Al día siguiente, el personal de la casa de modas llevó el vestido a la mansión donde se celebraría la boda.

El enlace de Jennifer Lawrence con Cook Maroney se llevó a cabo en la más estricta privacidad, y solo se conocen dos fotos tomadas a gran distancia. La noche anterior a la boda se realizó una cena a la que asistieron los invitados a la ceremonia, y los paparazzi solo pudieron captar a su llegada a Kendall Jenner, Cameron Diaz y su esposo, Adele, Nicole Richie, entre otros famosos.