Sharon Osbourne escribirá un libro sin importarse de las consecuencias

Sharon Osbourne

La estrella planea escribir un libro sobre su tiempo en The Talk, y sobre las causas de su despido.

Sharon Osbourne planea escribir un libro sobre su tiempo en The Talk. La estrella de 68 años abandonó recientemente el panel en circunstancias controvertidas, acusada de racismo, luego de defender a su amigo Piers Morgan y criticar a Meghan Markle.

Ahora, según la revista You, la esposa de Ozzy Osbourne está ansiosa por contar su versión de lo sucedido, independientemente de las consecuencias.

Ella dijo: “Me pagaron mi contrato y fui a pie. No hubo ningún acuerdo de 10 millones de dólares y todo eso. No quiero nada de ellos. No quiero demandarlos. Voy a escribir un libro. Te lo contaré todo”, confirmó la presentadora.

“No me amordazaron. Nunca firmaría una orden de silencio, así que puedo hacer lo que quiera”, agregó Sharon.

Cuando se le preguntó si estaba preocupada por las consecuencias, dijo: “No me importa, porque estoy en una posición en la que soy bendecida y sé que lo soy. Tengo mi familia, mi esposo me cuida bien. Nunca quise ser la más grande o la mejor. Vivo mi vida, eso es todo”, comentó.

Sharon Osbourne reflexiona diciendo que después de esta experiencia que vivió cuando fue despedida del programa, no espera volver a trabajar en la televisión estadounidense.

Dijo: “Nunca me aceptarán. Voy a escribir un libro. Voy a hacer un podcast y estamos negociando una película de la historia de vida de Ozzy. Voy a producir eso”.

Sharon también comentó que está cansada de vivir en Los Ángeles y quiere regresar ‘a casa’ a Inglaterra, pero es una decisión difícil de tomar porque sus nietos viven en Estados Unidos:

“Mira, no quieres estar en Los Ángeles, hombre. Ya no está bien aquí. Más personas sin hogar. Todo está bloqueado por el coronavirus. Quiero irme a casa. Ozzy siempre dice: ‘¿A dónde vamos a colgar nuestros sombreros y vivir nuestro último capítulo? ‘… Honestamente, no lo sabemos. Nuestros nietos están aquí y mi hijo se divorció, así que no puede sacar a sus hijos de California. Es realmente complicado. Al menos cuando podemos viajar, será genial volver a casa y estar libres “, aseguró.

Respecto a las acusaciones de racismo, afirma:

“Sé lo que soy. Conozco mis faltas. Sé que me porté mal, no me porté profesionalmente, pero ellos tampoco lo hicieron bien. Sé mi parte, pero sé que no soy racista (…) No esperaba llegar a los 68 y tenerlo todo conmigo. No quiero que mi legado sea: ‘Bueno, ella era racista’. En otras palabras, es una locura. Simplemente no es verdad”.