Principe Harry se somete a costosa dieta por su cabellera

Harry está dispuesto en pagar una fortuna por un costoso tratamiento de Tom Oliver para no quedarse calvo.


El príncipe Harry hace tiempo se burlaba de la calvicie de su padre y su hermano, ahora él comienza a sufrir el mismo problema y aunque cueste una fortuna, está dispuesto a poner remedio.

El hijo menor de la fallecida princesa Diana se ha sometido a un costoso tratamiento a base de suplementos de omega 3, mezclados con caviar de arenques importados de los fiordos noruegos, así como aceites de pescados y anchoas provenientes de las aguas peruanas y chilenas.

Bajo la firma Tom Oliver, a Harry no le importa pagar una verdadera fortuna para poder conservar su cabellera, y recuperar el cabello perdido, que parece está viendo resultados sorprendentes porque sí está funcionando.