Chris Cornell estaba “hecho un desastre” durante su último concierto

Chris Cornell

El ingeniero de sonido y manager de giras de Cornell así lo declaró a un medio estadounidense.

El cantante Chris Cornell, vocalista de la banda Soundgarden, estaba “hecho un desastre” en el concierto de Detroit que ofreció poco antes de suicidarse el pasado 17 de mayo.

Así lo declaró al portal “TMZ” Ted Keedick, quien era ingeniero de Cornell y trabajaba también como su mánager de giras.

“Nunca lo había visto o escuchado de esa manera antes, al menos si no cancelamos un show. Estaba teniendo serios problemas de control”, dijo Keedick. “parecía drogado y hecho un desastre, pero no deprimido, pues en las pruebas de sonido lució con bastante ánimo”, añadió.

Según ha dicho un abogado Cornell, el músico tenía una receta para el medicamento contra la ansiedad Ativan, que indicó que tiene varios efectos secundarios.