La mansión de Kanye West y Kim Kardashian sigue en remodelación

Kim Kardashian

La socialite y empresaria está harta de las obras que su marido insiste en continuar…

Parece que la reforma de la mansión de Kanye West y Kim Kardashian en Hidden Hills está lejos de terminar. Después de tantos años, la propiedad continúa en obras, y eso ha estresado la socialite.

Según la revista OK! Australia, el problema es que Kanye está cuidando los detalles de la obra, y siempre cambia alguna cuestión de última hora.

La publicación afirma que recientemente cambió el proyecto de la alberca, y pidió que el espacio fuera mucho más grande de lo que estaba programado.

La alberca de US$ 67 mil todavía está en construcción.

Cuando ellos compraron la casa en 2014 por US$ 24,5 millones, ella estaba lista para habitar, pero West quiso hacer algunas modificaciones. Ellos ya gastaron una fortuna con las obras, que aún no terminaron para desesperación de Kim.

“Kim se siente exhausta con esa espera … esa mansión, cuando ellos compraron, estaba en la lista como ‘la joya de Hidden Hills’, pero ahora parece más ‘la casa del terror'”, dijo un testigo.