Palacio de Kensington defiende a Meghan Markle

Una fuente del Palacio aseguró que Meghan no prohibió fotos en Wimbledon, sino que es una práctica de seguridad.

Una fuente en el Palacio de Kensington defendió a Meghan Markle de las acusaciones de que ella prohibió ser fotografiada mientras asistía al juego de tenis de su amiga Serena Williams en Wimbledon.

Según el periódico Express, la solicitud no provino de Markle, sino del personal de seguridad de la duquesa de Sussex, algo que se considera común cuando cualquier miembro de la familia real asiste a eventos que no son parte de su compromiso real.

“No es raro que las personas que acompañan a miembros de la familia real a eventos públicos y privados pidan al público que no tome fotos, para que los miembros de la familia real puedan acercarse a las personas en dichos eventos, para que puedan disfrutar como cualquier otra person”, dijo la fuente.

“No es solo con Meghan que esto sucede, sino con todos los miembros (de la realeza), que también tienen derecho a tener una vida normal fuera de los muros del castillo”, justifica el informante.