Experto en lenguaje corporal analiza encuentro de Jennifer Aniston y Brad Pitt

Brad Pitt, Jennifer Aniston

La expareja se reencontró en los bastidores de los premios SAG el domingo y los fans enloquecieron al ver a los dos juntos…

Internet se detuvo el domingo por la noche (19) con la reunión de la ex pareja Jennifer Aniston y Brad Pitt en la entrega de los premios Screen Actors Guild, donde ambos salieron ganadores.

Y ahora expertos en lenguaje corporal analizaron su repentino encuentro.

Recién salidos de sus respectivas victorias: el actor de 56 años ganó el premio al Mejor Actor de Reparto por Once Upon a Time en Hollywood y Aniston fue anunciada como ganadora de Mejor Actriz de Serie de Drama por The Morning Show. La ex pareja se felicitó detrás del escenario y fueron sorprendidos sonrientes y de muy buen humor.

Para la experta Judi James, consultada por el diario inglés Metro, ‘hubo mucha chispa’ en ese encuentro casual.

La mujer dijo al periódico: “En general, la mirada amorosa de Brad sobre su ex esposa se parece mucho a que está volviendo a la mujer de sus sueños, especialmente porque tiene un premio en la mano libre para sugerir que está en una buena racha ahorita. Pero su gesticulación es extraña, ya que agarra su muñeca posesivamente, pero también le falta intimidad genuina. Exige su atención, pero sin ofrecer los signos cariñosos como un apretón de manos”, explica. “Parece que podría haber tratado de desviar todos los signos de rechazo, manteniéndola estable”, agrega.

Dirigiendo su atención a Jennifer, Judi James dice: “Jen parece ansiosa por lograr algunas respuestas, tocándolo suavemente en ambos brazos mientras se mueve para darle un beso en la mejilla, que parece implicar muy poco de torso y/o toque pélvico. Su expresión facial y su sonrisa en alto indica que está sorprendida de ver a Brad, y aunque hay algunos momentos románticos entre besos aéreos, es Hollywood y es la alfombra roja, por lo que debemos mantener la respiración colectiva hasta que veamos algunas poses menos ensayadas de ellos acurrucados juntos”, justifica.