La reina Elizabeth II estaría pensando seriamente en la abdicación

La Reina Elizabeth II

La monarca quiere asegurarse que el cumplimiento de las responsabilidades reales “sea perfecta”.

La reina Elizabeth II ha celebrado 67 años monumentales en el trono, desde su coronación televisada en la Abadía de Westminster en 1953.

Pero su tiempo como monarca reinante constitucional y jefe de estado, podría estar llegando a su fin, después de que se reveló que, según los informes, está considerando abdicar.

Según Express, la Reina está considerando seriamente en la abdicación cuando cumpla 95 años, en dos años, para que pueda asegurarse de que el cumplimiento de responsabilidades sea perfecta.

En una entrevista con el corresponsal real Robert Jobson, un ex miembro de alto rango de la familia real hizo la afirmación de que la Reina podría renunciar.

“Su Majestad es consciente de su edad y quiere asegurarse de que cuando llegue el momento, la transición de la Corona sea perfecta”, dijo la fuente.

“Entiendo que la Reina ha pensado mucho en el asunto y cree que si todavía está viva a los 95 años, considerará seriamente pasarle el reinado a Charles”.

Si la Reina renunciara, técnicamente tendría que abdicar, como parte de las reglas de sucesión real, pero en caso de mala salud, simplemente podría detener todas las responsabilidades reales.

En el último caso, se requeriría que la regencia real interviniera y actuara en su lugar, que probablemente sería su primogénito, y heredero del trono, el Príncipe Charles.

La revelación se produce después de que se dijo que la Reina puede oponerse a permitir que Camilla asuma su título de Reina Consorte cuando Charles finalmente sea coronado Rey.

El ex mayordomo real Grant Harrold, le dijo a Express que una de las razones probables por las que Camilla podría perder su título es si hay suficientes protestas para sugerir que no debería otorgarse.

Grant explicó que la impopularidad de la duquesa podría significar que no se le otorgue el título de Reina Consorte, específicamente la Reina podría negarse a permitirlo.