La reina Elizabeth II no abdicará, pero delegará más responsabilidades

Reina Elizabeth, Principe Charles

Se ha descartado que la reina abdique al cumplir 95 años, pero su hijo Charles realizará más funciones.

Se descarta que la reina Elizabeth II renuncie al trono para dejarle el lugar a su hijo Charles de Gales, a quien le ha ido delegando algunas de las funciones que ella ya no puede realizar.

El biógrafo del príncipe heredero Robert Jobson, ha revelado que la reina quiere iniciar un período de regencia el próximo año, lo que significaría que Charles sería el príncipe regente, mientras que ella continúa siendo reina, y le entregaría la gestión diaria de la monarquía a su primogénito.

“La intención de la reina es entregar a Charles todos los poderes ejecutivos del monarca. Ella retendrá el título de reina, no está abdicando, pero hay suficiente margen dentro de la Ley de Regencia para que renuncie si así lo desea. Es una regencia, no es abdicación”, apuntó Jobson.

Desde hace un tiempo, la reina le ha delegado más responsabilidades a Charles, como por ejemplo la apertura estatal del Parlamento. Ha asistido a la reunión anual de jefes de estado de la Commonwealth, del que será presidente al morir la reina, así como también el príncipe se ha encargado de realizar los viajes de estado, las inversiones y más actividades que otros miembros de la familia real.