Meghan Markle podría estar en espera de su segundo hijo

Meghan Markle

El lenguaje corporal de la duquesa ha hecho creer a sus fanáticos de que está embarazada de su segundo bebé.

Meghan Markle, de 38 años, llevó a los fanáticos a un frenesí la semana pasada cuando salió para los eventos del Día del Recuerdo, con el Príncipe Harry.

El jueves, la duquesa de Sussex lucía elegante con un abrigo azul marino y un fascinador de terciopelo a juego. Sin embargo, no fue solo el atuendo de Meghan lo que llamó la atención de las personas, sino un poco de lenguaje corporal específico que parecía insinuar que podía estar embarazada.

El duque y la duquesa de Sussex anunciaron que esperaban a su primer hijo durante una gira por Australia en octubre de 2018.

Durante el viaje, Meghan fue capturada descansando sus manos sobre su vientre en casi todos sus compromisos.

Seis meses después del nacimiento del bebé Archie y la duquesa de Sussex ha hecho ilusionarse a sus fanáticos repitiendo el gesto de la mano en una excursión pública.

Meghan Markle apoyó las manos sobre su barriga de la misma manera que lo hizo cuando estaba embarazada de Archie en varios puntos durante la ceremonia conmemorativa en la Abadía de Westminster.

Las casas de apuestas Ladbrokes tienen a Meghan a 2/1 para dar a luz el próximo año.

Alex Apati, de Ladbrokes, dijo: “Meghan tiene la costumbre de dar razones a los observadores reales para creer que está embarazada, y las últimas probabilidades sugieren que otro bebé podría estar pronto en las cartas”.

El príncipe Harry y Meghan debían unirse a Camilla, duquesa de Cornualles para el evento especial del Día del Recuerdo de ayer, pero tuvieron que retirarse.

El duque y la duquesa de Sussex plantaron cada uno su propia amapola y una cruz de madera en el sitio conmemorativo para honrar a los soldados muertos en la batalla.

Meghan mantuvo las manos sobre su vientre y su cabeza se inclinó durante los dos minutos.

Baby Archie cumplió seis meses esta semana y Meghan reveló que ya tiene sus primeros dientes.

La duquesa dio la dulce actualización durante una visita sorpresa a familias militares en Windsor el miércoles.