Olivia Wilde da su opinión personal sobre su nuevo personaje en película “Richard Jewell”

Olivia Wilde

Wilde defiende su interpretación de la periodista Kathy Scruggs y da su posicionamiento personal al respecto.

Olivia Wilde está abordando la polémica en torno a la representación de su personaje, la periodista Kathy Scruggs, en la nueva película de Clint Eastwood, “Richard Jewell”.

Scruggs, quien murió en 2001, trabajaba en The Atlanta Journal-Constitution cuando contó la historia de que el FBI estaba investigando al guardia de seguridad Richard Jewell por la intención de detonar una bomba en el Centennial Olympic Park, durante los Juegos Olímpicos de 1996. Jewell fue indicado como sospechoso erróneamente después de que vio y reportó una bomba que había quedado en una bolsa en el parque lleno de gente.

Jewell fue exonerado 12 semanas después y Eric Rudolph fue nombrado sospechoso del atentado en 1998. Rudolph finalmente se declaró culpable y está cumpliendo cadena perpetua en prisión, mientras que Jewell murió en 2007 a los 44 años.

El documento afirma que Warner Bros. y los productores de la película obtuvieron una licencia dramática y retrataron a la periodista Kathy Scruggs, interpretado por Wilde, que había intercambiado sexo por información de una fuente del FBI y que lo había hecho debido a presiones del periódico, acusaciones que el periódico niega y ha calificado de “extremadamente difamatorio”.

Wilde, quien había defendido previamente su interpretación de Scruggs en una entrevista con Variety, recurrió a Twitter para ampliar sus comentarios. “Me pidieron que desempeñara el papel de Kathy Scruggs, quien fue, a todas luces, audaz, inteligente y sin miedo, toda una reportera en el sur en la década de 1990. Ni siquiera puedo imaginar la cantidad de sexismo que pudo haber enfrentado en el cumplimiento del deber “, escribió.

“Contrariamente a una franja de titulares recientes, no creo que a Kathy hya intercambiado sexo por información. Nada en mi investigación sugirió que lo hiciera, y nunca fue mi intención sugerir que lo hizo”, continuó Wilde.

“Eso sería un rechazo atroz y misógino del trabajo difícil que hizo”.

“La perspectiva de la dramatización ficticia de la historia, tal como la entendí, era que Kathy, y el agente del FBI que le filtraba información falsa, estaban en una relación romántica preexistente, no en un intercambio de sexo por información”.

Finalmente, ella escribió: “No puedo hablar por las decisiones creativas tomadas por los cineastas, ya que no tengo nada que decir sobre cómo se diseñó la película, pero es importante para mí compartir mi opinión personal sobre el asunto”.