Ex de Khloe Kardashian quiere silenciar a la madre de su nuevo hijo

Khloe Kardashian, Tristan Thompson
Khloe Kardashian, Tristan Thompson

Tristan Thompson quiere impedir que la personal trainer hable del asunto de paternidad ante los medios…

El ex de Khloe Kardashian y padre de su hija True, Tristan Thompson, está tratando de silenciar a la personal trainer Maralee Nichols que acaba de tener un hijo del basquetbolista.

Según el site TMZ, Tristan pidió a un juez que silencie a la mujer para que no filtre información sobre el caso, mientras él continúa llamándola de ‘caza fortunas’.

La estrella de la NBA presentó una petición de emergencia esta semana en el condado de Harris, Texas, solicitando al juez que emita una orden de silencio prohibiendo ambas las partes (él y Maralee Nichols) de hablar sobre el asunto mientras se desarrolla en la corte.

Tristan señala varios casos en los que cree que Maralee ha violado lo que, según él, es una orden de confidencialidad que el juez otorgó verbalmente anteriormente en el caso después de que ella lo demandó por paternidad.

En los documentos, obtenidos por la publicación, Tristan afirma que Maralee ha estado haciendo entrevistas con los medios, filtrando información personal e incluso recurriendo a Instagram y otras redes sociales para difundir lo que dice que son mentiras descaradas sobre él y su familia. Específicamente, él afirma que ciertos mensajes de Snapchat, que Maralee ha afirmado que le envió Tristan, fueron fabricados.

“Tristan quiere mantener todo este procedimiento en secreto, incluido cualquier descubrimiento o evidencia presentada por cualquiera de las partes. También quiere que la corte sancione a Maralee por las supuestas filtraciones. Para llegar a ese punto, quiere que un juez la obligue a pagar una fianza de US$ 30 mil para asegurarse de que tiene algo de dinero en la línea si rompe la orden de confidencialidad.”, afirma TMZ.

Maralee dice que Tristan es el padre de su bebé que nació hace unos días, algo que él ha negado. Ella también afirma que él trató de pagarle US$ 75 mil para que no hablara de todo el asunto.