Kathy Griffin tiene una infeción abdominal y no coronavirus

Kathy Griffin

Los médicos la diagnosticaron después de que se le negó una prueba COVID-19 en un hospital de Los Ángeles.

Kathy Griffin ha sido enviada a casa desde el hospital después de pasar un tiempo en una sala de aislamiento de coronavirus.

La comediante de 59 años reveló esta semana que estaba luchando contra “síntomas insoportablemente dolorosos” asociados con la enfermedad respiratoria, también conocida como COVID-19, y dijo que la habían llevado a una sala de aislamiento específica para pacientes con el virus, aunque ella no recibió una prueba para confirmar la enfermedad.

Y ahora, Kathy ha confirmado a Los Angeles Times que está de vuelta en casa después de haber sido diagnosticada con una infección abdominal, y que está siendo tratada con antibióticos.

“Estaba nerviosa porque todavía estába en el período de incubación después de regresar de México, pero tampoco había salido de la casa en días. Había escuchado sobre un período de incubación de 14 días [para el coronavirus]. Entonces, cuando tuve una intoxicación alimentaria después de seis días, pensé: OK, ¿es una coincidencia o qué?

Kathy elogió a los “héroes” que la trataron en el hospital, pero dijo que la instalación no estaba configurada como había imaginado, y que no había pruebas de coronavirus disponibles.