El príncipe Harry y Meghan Markle quieren que Lilibet sea bautizada en Inglaterra

Principe Harry, Meghan Markle

Los duques de Sussex quieren que su hija Lilibet sea bautizada en Windsor frente a la reina Elizabeth II.

El príncipe Harry y Meghan Markle quieren que su hija Lilibet sea bautizada en Windsor frente a la reina Elizabeth II.

Harry, de 36 años, y Meghan, de 39, se fueron del Reino Unido a California el año pasado, pero están decididos a que su hija Lilibet Diana, que nació en junio, sea bautizada en la Capilla de St. George, Windsor, como su hermano Archie en 2019.

“Harry le dijo a varias personas que querían que Lili se bautizara en Windsor”, dijo una fuente al periódico británico Daily Mail.

“Están felices de esperar hasta que las circunstancias lo permitan”.

Harry compartió sus planes cuando regresó al Reino Unido este mes para develar una estatua en memoria de su difunta madre, la princesa Diana, en el Palacio de Kensington.