Jennifer Aniston tuvo que perder peso para no perder Friends

Jennifer Aniston

Aunque se veía hermosa con su peso en aquel entonces, la cámara le agregaba algunos kilos extras, que tuvo que perder.

Jennifer Aniston ha estado en la cima de Hollywood os últimos años, todo gracias a su papel en la comedia de los noventa, Friends.

Si bien el programa la catapultó a grandes alturas de la fama, el papel casi se le escapó de las manos a Aniston debido a la insistencia de los creadores en que ella perdiera peso.

La revelación fue hecha por el libro de Saul Austerlitz Generation Friends: An Inside Look at the Show that Defined a Television Era.

“Tenía que perder treinta libras (14 Kgs) si quería quedarse en Hollywood. Los Ángeles era un lugar difícil para ser actriz, era un lugar difícil para ser mujer, y el agente de Jennifer Aniston la estaba representando de mala gana ”, escribió Austerlitz.

Con su padre ya siendo una estrella de telenovelas, Aniston estaba familiarizada con lo difícil que puede llegar a ser la industria.

“Aniston apenas estaba con pocos kilos de más, todos podían ver que era hermosa, pero lamentablemente, la cámara agregaba diez libras (4.5 Kgs)”, afirmó el autor.

Durante una entrevista anterior en 1996 con la revista Rolling Stone, Aniston también se abrió sobre su lucha con la pérdida de peso: “Lo repugnante de Hollywood: no conseguía muchos trabajos porque pesaba demasiado. Yo estaba como, ‘¡¿Qué?!’ Pero mi dieta era terrible. Batidos de leche y patatas fritas con salsa”, recordó.

“Fue bueno comenzar a prestar atención en mi alimentación y mi peso”, agregó.