El príncipe Philip está “muy, muy decepcionado” de Meghan Markle

Reina Elizabeth II, Principe Philip

El marido de la Reina Elizabeth II acusa a Meghan Markle de “no apoyar a la monarquía y a su esposo”.

El príncipe Philip está “muy, muy decepcionado” por el hecho de que Meghan Markle no haya “apoyado a la monarquía” y a su esposo, afirmó un experto real al Daily Mail.

El duque de Edimburgo, de 99 años, que renunció a su carrera naval para apoyar a la reina, de 94 años, cuando ella ascendió al trono en 1952, se ‘irritó’ cuando la duquesa de Sussex, de 39 años, no hizo lo mismo por Harry, según la analista real Ingrid Seward.

En declaraciones a Sky News, la biógrafa real dijo que el anciano príncipe no podía entender por qué la ex actriz no siguió su ejemplo cuando se casó con el príncipe Harry, de 36 años, en mayo de 2018.

“Creo que está muy, muy decepcionado porque él abandonó su carrera naval para apoyar a la Reina y ayudar a la monarquía”, dijo.

“¿Y por qué Meghan no puede simplemente renunciar a su carrera como actriz, apoyar a su esposo y apoyar a la monarquía?”

“Como solía decirle a Diana, este no es un concurso de popularidad, somos todos trabajando juntos”.

Steward dijo que el príncipe Philip no quiso ser parte de las conversaciones sobre el futuro de los Sussex fuera de la monarquía, que se llevaron a cabo en Sandringham en enero.

La reina convocó al príncipe Charles y al príncipe William a la finca de Norfolk para una cumbre de emergencia después de que Harry y Meghan anunciaron su intención de hacerlo solos y volverse financieramente independientes.

Steward continuó afirmando que el duque de Edimburgo no deseaba involucrarse más desde que el príncipe Harry y Meghan se alejaron oficialmente de la familia real en marzo de este año.

“Por supuesto, le irrita enormemente. Y cuando tuvieron la cumbre de Sandringham, se vio al príncipe Philip salir de la casa muy rápido antes de que todos llegaran”, observó.

Según dijo a la publicación la Sra. Steward, en lo que respecta a Philip, Harry y Meghan “tenían todo a su favor: una hermosa casa, un hijo saludable y una oportunidad única de tener un impacto global con su trabajo de caridad”.