Amanda Kloots celebra haberse vacunado contra la Covid-19

Amanda Kloots y Nick Cordero

La mujer de 38 años, que perdió a su marido Nick Cordero por coronavirus el año pasado, fue criticada por “haberse saltado la fila”.

La semana pasada Amanda Kloots, la viuda del actor Nick Cordero que murió de covid-19 en julio del año pasado, recibió la primera dosis de la vacuna contra la enfermedad, y decidió celebrarlo en las redes sociales.

Kloots confesó que sintió alivio y felicidad por haber sido vacunada, porque finalmente se siente más protegida de correr la misma suerte que su esposo que murió por graves complicaciones del virus, y de no dejar a su hijo solo en el mundo.

Pero muchas personas criticaron a la presentadora de 38 años por supuestamente ‘saltarse la fila’ para la vacuna, cuando actualmente solo los trabajadores de la salud están recibiendo su dosis en Los Ángeles.

Kloots explicó que esperó en la fila y recibió una vacuna que de otro modo habría sido descartada.

“Estaba completamente preparada para ser rechazada, pero dijeron que tenían suficiente esta noche para todos los que esperaban. No puedo decirles lo emocionada que estaba y todavía lo estoy”, dijo, y agregó que su hijo de un año, Elvis , estaba en el auto con ella.

“GRACIAS a la Guardia Nacional que estuvo aquí hoy como voluntaria a partir de las 5:30 am administrando la vacuna Pfizer en brazos dispuestos. Desde que Nick falleció, como madre soltera, he estado aterrorizada de contraer este virus y ahora estoy un paso más cerca de la seguridad”, escribió Amanda.

En sus historias de Instagram, la instructora de fitness también se defendió de la “vergüenza de la vacuna”, diciendo a sus seguidores en varios videos que “la vergüenza de la vacuna no debería pasar”:

“En primer lugar, las vacunas no deben avergonzarse. Todos deberían recibir esta vacuna y quien la tome debería celebrar que una persona más ha sido vacunada ”, dijo.

Amanda Kloots luego explicó que había conducido hasta el lugar de la vacunación con la esperanza de que hubiese vacunas sobrantes disponibles después de que se completaran todas las consultas, porque de lo contrario serían descartadas.

Kloots declaró con entusiasmo que la vacuna se colocaría “en el brazo de una madre soltera superviviente que merece recibir una vacuna adicional que habría sido desechada”.

“Entonces, por favor, no me avergüence por haber sido vacunada, ya que estoy muy agradecida de haber dado este primer paso para vacunarme contra este virus”, agregó Kloots.

“Esperar en la fila, con un bebé en el auto, que se suponía debía estar en la cama, en un centro de vacunación con la esperanza de que después de que todas las consultas hubiesen terminado, las vacunas adicionales estarían disponibles para cualquiera que esté esperando NO es un privilegio de celebridad”, advirtió.

El esposo de Kloots murió a causa del virus a la edad de 41 años, luego de pasar más de 90 días en el hospital. Desde la muerte de Cordero, Kloots ha hablado regularmente sobre su experiencia con el duelo.

Vea las imágenes abajo: