Meghan Markle y Príncipe Harry demandan a responsable por dron

Principe Harry, Meghan Markle

Meghan Markle y el príncipe Harry contratan al abogado de Kim Kardashian para demandar a quien usó un dron para fotografiar a Archie.

Según los informes, Meghan Markle y Príncipe Harry han contratado a Michael J. Kump, del bufete de abogados de California Kinsella Weitzman, que cuenta con Kim Kardashian entre sus clientes, para llevar adelante el caso, según informaciones del diario The Sun.

La pareja decidió emprender acciones legales después de descubrir que las fotos se ofrecían a la venta como si hubieran sido tomadas durante una excursión familiar en Malibú.

Pero dicen que Archie no ha estado en ningún lugar público desde que se mudaron a Los Ángeles en marzo y calificaron las fotos de “desagradables e incorrectas”.

Reclaman la invasión de la privacidad y también solicitan una orden judicial para bloquear la publicación de la foto.

En documentos judiciales de California, obtenidos por primera vez por el sitio web TMZ, la pareja afirma que los paparaazi mienten porque saben que “las fotografías no solicitadas de un niño pequeño en la privacidad de su propia casa son muy ilegales”.

Kump dijo en un comunicado el jueves: “La ley garantiza a todos los miembros individuales y familiares de California el derecho a la privacidad en su hogar”.

“Ningún dron, helicóptero o teleobjetivo puede quitar ese derecho”.

La presentación legal decía: “Los demandantes han hecho todo lo posible para mantenerse fuera del centro de atención, excepto en relación con su trabajo, que libremente admiten que es noticia”.

“Pero las fotos en cuestión no son noticias. No son de interés público. Son acoso”.

La pareja afirma que los aviones no tripulados han volado tan solo 20 pies (6 metros) sobre la mansión, propiedad de su amigo Tyler Perry, tres veces al día en un intento por fotografiarlos.

También afirman que helicópteros han estado sobre la casa entre las 5:30 a.m. y las 7 p.m., “despiertan a vecinos y a su hijo día tras día”.

Según la queja legal de 10 páginas, presentada en la Corte Superior del Estado de California, algunos paparazzi también han hecho agujeros en la cerca de malla que rodea la propiedad.

No se nombraron fotógrafos en la demanda legal que enumeraba a los acusados simplemente como “John Doe 1 – 100”.

La queja dice que el caso es parte de un esfuerzo de la pareja real para descubrir quién había tomado la fotografía de Archie.

En los documentos, la familia detalla cómo se mudaron a Hollywood para “escapar de las incesantes fabricaciones de tabloides del Reino Unido”.

Dicen que habían vivido “sin molestias” en North Saanich, Canadá, durante seis semanas antes de mudarse a Los Ángeles.