La Reina Elizabeth II hace llamada telefónica a Donald Trump

Reina Elizabeth II, Donald Trump

La llamada habría servido para discutir la crisis de salud global y la “reapertura de las economías globales”.

La reina Elizabeth II habló con el presidente Donald Trump por teléfono el martes.

La monarca británica hizo una llamada al líder estadounidense antes del Día de la Independencia que será el próximo sábado (04/07/2020), desde el Castillo de Windsor, donde ella y su esposo, el Príncipe Phillip, se han quedado en medio de la pandemia de coronavirus.

Un tuit de la familia real del Reino Unido confirmó: “Hoy, la Reina habló por teléfono con el presidente Trump desde el Castillo de Windsor antes del Día de la Independencia en los Estados Unidos el 4 de julio”.

El portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, explicó que la pareja había discutido la crisis de salud global y la “reapertura de las economías globales”.

Añadió: “El Presidente y la Reina también reafirmaron que Estados Unidos y el Reino Unido se unen en nuestra relación especial y que saldrán de este difícil momento más fuertes que nunca”.

El presidente también le deseó a la reina un feliz 94 cumpleaños, que ocurrió en abril pero se celebró oficialmente en junio.

La Reina ha estado usando el tiempo de cuarentena para ponerse en contacto con otros líderes de todo el mundo, incluido el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y los primeros ministros en Nueva Zelanda, Canadá y Australia.

Un segundo tuit reveló: “La llamada telefónica es la última de una serie que Su Majestad ha mantenido con líderes mundiales en los últimos meses, incluido el presidente Macron, la primera ministra Jacinda Ardern, el primer ministro Justin Trudeau y el primer ministro Scott Morrison”.

El presidente de los Estados Unidos se reunió por primera vez con la Reina en una visita oficial al Castillo de Windsor en julio de 2018, donde inspeccionaron a la Guardia de Honor antes de disfrutar del té de la tarde, junto con la esposa de Trump, Melania.

El verano siguiente, los Trumps regresaron al Reino Unido para una visita de estado formal de tres días para conmemorar el 75 aniversario del Día D.

Y la pareja también estuvo presente en una recepción en el Palacio de Buckingham en diciembre para conmemorar los 70 años de la OTAN.