Sharon Osbourne habla abiertamente de sus cirugías plásticas

Sharon Osbourne

El pasado verano, la esposa del roquero Ozzy Osbourne se hizo su más reciente lifting, que fue “muy doloroso”.

El pasado mes de octubre, la mediática Sharon Osbourne, de 66 años, mostró su nuevo rostro.

La conductora de The Talk nunca ha ocultado sus pasos por quirófano y habla con una franqueza de las ventajas e inconvenientes de todas esas intervenciones, que han conseguido que ella parezca una estatua de cera del Madame Tussauds.

En el último episodio del programa ‘Loose Women’, Sharon Osbourne ha explicado por ejemplo que, cuando se le empezó a pasar el efecto de la anestesia tras ese último lifting, se puso a gritar “ayudadme, ayudadme” debido al dolor insoportable que estaba experimentando, y que tardó meses en recuperar la sensibilidad en la boca.

La esposa de Ozzy Osburne considera importantes estas cirugías estéticas para ayudarla a amntener su salud mental. Ella ha revelado que aproximadamente hace tres años intentó suicidarse, mientras estaba sumida en una fuerte depresión.

“Hace tres años, pasé por uno de los baches más difíciles de mi vida y pensé en abandonar y dejarlo todo. Es que sentía que ya no podía más, que no podía lidiar con la presión. Fue mi marido el que me encontró y me llevó directamente al hospital”, señaló Sharon.

La esposa de Ozzy Osbourne lleva más de dos décadas tomando antidepresivos y otros medicamentos para lidiar con su dolencia, que ha afectado a toda la familia.