Naomi Watts se sintió “miserable” tras desarrollar enfermedad mientras grababa ‘Gypsy’

Naomi Watts

La actriz australiana resintió el maquillaje y las fuertes luces mientras grababa por horas el show de televisión.

Naomi Watts se sintió “miserable” después de desarrollar rosácea crónica en la piel, mientras trabajaba en su serie Gypsy de Netflix.

La actriz de 51 años le dijo a la revista británica The Sunday Times Style, que aplicar maquillaje “dos o tres veces al día y pasar horas bajo luces calientes” mientras trabajaba en el programa, la llevó a contraer la afección, lo que resulta en enrojecimiento, granos, hinchazón y vasos sanguíneos pequeños y superficiales dilatados en la cara.

“Hace unos años, en 2016, mientras trabajaba 16 horas al día en Gypsy, tenía que aplicarme maquillaje dos o tres veces al día y pasar horas bajo luces calientes”, dijo. “Realmente sufría de rosácea. Me estaba haciendo la vida imposible. Mi piel solo decía ‘déjame en paz'”.

La actriz de King Kong explicó que sus luchas la inspiraron a convertirse en la última celebridad en aprovechar el creciente mercado de “belleza limpia”, cuando lanzó Onda, una gama de productos naturales y orgánicos que lanzó con la ex directora del mercado de moda de Conde Nast, Larissa Thomson, y la ex editora de la revista Sarah Bryden-Brown.

Según Naomi, decidió cofundar la marca después de que “eliminó los productos químicamente impulsados ​​de mi régimen de belleza”, y ha ganado un seguimiento de culto, con su compañera actriz Gwyneth Paltrow, quien fundó la marca de estilo de vida Goop, “muy solidaria” con su amiga y colega.